El surrealismo fue una corriente artística en la cual se proyectaban imágenes pertenecientes al mundo real, pero puestas totalmente fuera de su contexto, de esta manera la realidad llegaba a poseer un significado disímil e irreconciliable.

El movimiento surge gracias a la corriente dadaísta, para la década de 1920, específicamente en 1924, cuando el poeta André Bretón lanzó un manifiesto explicando el concepto de automatismo (dictado del pensamiento sin intervención de la razón), Bretón definía el surrealismo como “un automatismo puramente psíquico, mediante el cual se pretende expresar verbalmente, por escrito, o por cualquier otra forma de expresión el verdadero proceso del pensamiento”.

En general los surrealistas no ejercían un esfuerzo mental en sus obras, por el contrario, la obra era el resultado de la expresión más profunda del ser humano, de la espontaneidad del subconsciente, de esta manera los objetos inanimados cobraban vida y la realidad perdía sentido alguno al engranar objetos que no tenían relación alguna. De este concepto, parte la idea de que la corriente haya nacido del dadaísmo, por la supuesta libertad del pensamiento al silenciar la razón y el abandono de las preocupaciones estéticas y morales que predicaban.

“La idea del automatismo, es esa misma noción del impulso espontáneo que tanto defendieron los dadaístas, la diferencia es que los dadaístas eran más mecánicos, en tanto los surrealistas eran más psíquicos. Su propósito era liberar a los artistas de la normal asociación de las ideas pictóricas”.

El surrealismo aparte de causar conmoción en los espectadores, fue un movimiento que atrapó a los artistas de distintos géneros, se caracterizó por ser un movimiento heterogéneo, ya que incluía pintores, escultores, poetas, escritores y fotógrafos. Al transcurrir del tiempo el surrealismo se extendió al séptimo arte y se editaron revistas sobre este. Los surrealistas -como los dadaístas- no establecieron una norma o leyes para la creación de obras de esta corriente, lo importante era el valor figurativo o abstracto del resultado.

Anuncios