Hay libros que cambiaron por completo la forma de ver la vida o las artes. Posiblemente leíste alguna obra de William Shakespeare, uno de los autores más importantes de la literatura y las artes dramáticas, y sin esperarlo, te enganchaste con la elegancia y poética de sus palabras, entonces conseguiste más de sus obras y ahora tienes en casa una pequeña parte de la más importante historia literaria del mundo.

Los libros de Shakespeare reúnen un cúmulo de conocimientos y reflexiones sobre el espíritu humano tan importantes que fue necesario traducir su obra a más de 150 idiomas para que toda persona tenga la posibilidad de entrar en contacto con sus ideas románticas de las cosas. Compartir la sabiduría es una de las necesidades del hombre, pero cuando se habla de traducciones literarias, el mundo se llena de complicaciones.

Parece fácil el acto de traducir de una lengua a otra, pero la diversidad y complejidad de conceptos hace que el traductor tenga que convertirse más en un intérprete o un adivinador de pensamientos que en un diccionario andante.

Esto se debe a que hay palabras que su traducción literal en español no existe o el contexto que le da sentido es incomparable con la lengua materna. Por ejemplo, “Sandkastenfreund”, que en alemán es un término cotidiano para referirse a los amigos con los que llevas toda una vida relacionándote, es decir, desde que están en preescolar.

Podría traducirse como “amigo de caja de arena”, pero eso en México eso no tiene nada de sentido, porque a diferencia de la cultura alemana, que los bebés jueguen en cajas de arenas es casi imposible.

Así como este ejemplo hay muchos otros, que también pueden variar en forma, modo y ritmo, características muy importantes para la poesía. Por eso, se mencionarán  algunos libros que es mejor leerlos en su idioma original para entender su verdadero y rico significado. Y no podemos quedar con estos pocos:

Lolita (1955) – Vladimir Nabokov

lolita

Al escribir la obra original en inglés, Vladimir Nabokov se propuso transformar una historia en prosa en un largo y bello poema. Cada palabra que usó el autor fue escogidas de entre la multitud lírica porque cumplen con un sentido estético y fonético.  Lo que parece un simple diálogo de Humbert en realidad suena como un poema recitado, pero por desgracia, su belleza se pierde cuando se traduce a otros idiomas. Si piensas leer “Lolita”, que sea en inglés.

“Lolita, light of my fire, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta”.

Orgullo y prejuicio (1813) – Jane Austen

orgullo-y-prejucio

Esta célebre novela de Jane Austen fue llevada al cine de forma fantástica y seguro ya conoces la historia. Es un clásico de la literatura universal y forma parte de la cultura popular como una de las mejores novelas escritas en inglés. Claro que también puedes encontrar esta novela en español, pero sin duda deberías hacer el esfuerzo de leerla en el idioma original para entender fielmente porqué se hizo acreedora a dicho reconocimiento. Enriquece tu romántico vocabulario inglés con los brillantes diálogos entre Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy.

Los miserables (1862) – Victor Hugo

los-miserables

Victor Hugo fue un poeta, dramaturgo y novelista romántico francés, considerado como una de las figuras más importantes para la lengua parisiense. Su obra más ovacionada por el mundo es la de “Los miserables”, en la que habla sobre el bien y el mal, la ética, la justicia y la religión. Lo mejor que puedes hacer para conocer verdaderamente el espíritu del romanticismo es leer en palabras propias al autor que lo divulgó por todo el mundo.

Romeo y Julieta (1597) – William Shakespeare

romeo-y-julieta

“The Most Excellent and Lamentable Tragedie of Romeo and Juliet” es el título original de esta obra que sin duda es un clásico de la literatura universal y la obra de teatro más representada en la historia. Si por algo se distinguió Shakespeare en su momento, fue por la elegancia de su pluma, no había poeta que pudiera compararse con él y por eso sería una injuria perderse de su belleza natural sólo para facilitar su lectura. Sí, puede que tu inglés no sea bueno, pero esta obra puede motivarte a perfeccionarlo y así recitar los diálogos de unas de las mejores historias de amor de todos los tiempos.

Libro del desasosiego (1984) – Fernando Pessoa

Maquetaci—n 1

El portugués es otra de las lenguas ricas en significados e interpretaciones, en la cual existen palabras que no se pueden traducir fielmente a otros idiomas. La palabra “saudade” expresa un sentimiento de melancolía creado por el distanciamiento de una persona que sabes que nunca volverá. Este sencillo ejemplo, que infortunadamente no existe en español, es la base para el “Libro de desasosiego” de Pessoa y recurrirá a él tan seguido como la palabra amor. Si quieres entender las profundas emociones del poeta portugués, lo mejor es que te vayas acercando a su lengua materna.

Alicia en el país de las maravillas (1865) – Lewis Carroll

alicia-en-el-pais-de-las-maravillas

Lewis Carroll, cuyo nombre verdadero era Charles Lutwidge Dodgson, escribió esta obra pensando principalmente en pequeños lectores, pero lo cierto es que desde un objetivo punto de vista literario, la historia es compleja y sofisticada. El lenguaje fantástico y los juegos de palabra que inventó Carroll no son fáciles de traducir de manera fiel, así que lo mejor es leerla en su idioma original para que tengas una nueva perspectiva sobre los escenarios y personajes que tanto te encantan.

Noches blancas (1848) – Fiódor Dostoievski

noches-blancas

Se puede entender la literatura rusa si conoces a fondo a Dostoievski. Y aunque el ruso es uno de los idiomas más difíciles para el mundo occidental, leer la historia de un joven soñador y solitario que se enamora por primera vez tras el hechizo del solsticio de verano, tendrá un sinfín de recompensas si la aprecias en su idioma original. Muchos intelectuales aprendieron este idioma sólo para leer las verdaderas ideas del autor, tú podrías hacer lo mismo.

El maravilloso Mago de Oz (1900) – Frank Baum

el-mago-de-oz

Siguiendo la línea de literatura infantil, esta obra tiene más de 100 años de vida y aún recuerda mucho de la vida cotidiana de la ciudad de Chicago, lugar donde fue editada por primera vez. Esta obra ya se consolidó como un clásico de la literatura infantil, dejando a un lado los acertijos y juegos de palabras de los que se valió su autor para internarnos en un mundo de magia y juegos. No te pierdas de la diversión que habita en cada página con una imposible traducción, aprovecha al máximo la novela.

Cuentos extraordinarios – Edgar Allan Poe

cuentos-extraordinarios

En general, todas las obras deberían leerse en su idioma original para no confundir los originales pensamientos del autor y la obra de Edgar Allan Poe no es la excepción. La primera edición de este libro salió en 1908, muchos años después de la muerte de Poe, pero ninguna de las historias fue editada o modificada, por lo tanto es un excelente libro para comenzar a internarse en su oscuro pensamiento. Leerlo en su idioma original puede ser complejo por su estilo de escritura, sin embargo, es perfecto si quieres ampliar y perfeccionar tu vocabulario en inglés.

El viejo y el mar (1952) – Ernest Hemingway

el-viejo-y-el-mar

Cuando Hemingway escribió la novela “Fiesta”, fue elogiado por una prosa narrativa atlética, dura, magra, que pone en vergüenza al inglés más literario. Si eso dijeron por su primer obra, imagínate lo que encontrarás en el texto original de “El viejo y el mar” si ganó el Premio Nobel de Literatura en 1954.  Todos conocemos la rudeza de la pluma de Hemingway, así que cuando lo leas en el idioma en el que fue escrito originalmente, no te podrás sostener en pie por su knockout literario.

•••

La historia secreta detrás de grandes libros

Maravillas en distintos muros del mundo

Anuncios