La influencia de los gigantes de la literatura del siglo XX quienes marcaron una era de una magnitud equiparable dentro del ámbito humano, pues alteraron una de las formas en que se representa a la condición humana universal.

La literatura del siglo XX despliega sus innovaciones en el terreno de la forma, mientras que el contenido general permanece casi estático, debido a que el ser humano desde su nacimiento mantiene contacto con tres constantes fundamentales: amor, sufrimiento y muerte, dado esto es que el contenedor de los tres impulsos anteriores se conforma por la imaginación y técnica de cada autor. Por lo tanto, si no se busca hacer un análisis histórico y filosófico de las obras, lo que se requiere para describir sucintamente a la literatura de este periodo (dentro de los alcances de este artículo) se encuentra condensado en su técnica.

No linealidad del tiempo

no-pierdas-el-tiempo

Maestros como Julio Cortázar en Rayuela y Juan Rulfo en Pedro Páramo nos dan un claro ejemplo de la técnica de fragmentación temporal. En este último relato, Juan Preciado llega al pueblo de Comala buscando a su padre, un tal Pedro Páramo, para reclamarle lo que le corresponde por herencia. Pero durante el descenlace del argumento principal, surge una polifonía de relatos de personajes y espíritus errantes que vivieron hace años en el pueblo, hasta que eventualmente esclarecen el misterio de Comala. De tal manera que el sentido cronológico de la novela no es el de una introducción y un desenlace tradicional, sino el de eventos pasados y presentes entremezclados, que a su vez configuran una línea asimétrica que el lector debe interpretar.

Monólogo interior

tumblr_o1xms2bu0g1r65o3qo1_1280

La cumbre alcanzada por James Joyce en esta técnica no ha sido superada, se dice que escribía un centenar de hojas para que después, de un proceso riguroso de selección, acabara con sólo una. Su obra Ulises toma la estructura de La Odisea, de Homero, mientras le suma su astucia técnica y fantasía innovadora en el uso del monólogo interior. Esta técnica consiste en que el autor se introduce en la mente del personaje y narra lo que éste piensa sin reordenarlo, es decir: deja que se exprese el flujo de su consciencia en bruto. Debido a esto, su obra fue censurada en París, pues a la sociedad puritana de ese tiempo le parecían abominables sus monólogos cínicos. Cabe mencionar que, además del monologo interior, la obra de Joyce está cargada de metáforas y simbolismos conspicuos, se recomienda paciencia a todo aquél que quiera iniciarse en esta novela.

Memoria involuntaria

gettyimages-128617485

Seguramente alguna vez recordaste a algún ser querido a través de un aroma, o el sabor de la comida te hizo evocar tu último viaje. En todas estas ocasiones actuó en ti la memoria involuntaria. Ésta última fue utilizada como una técnica literaria durante el siglo XX. Entre sus máximos exponentes se encuentra Marcel Proust con su obra En busca del tiempo perdido. En ella, el personaje principal evoca su pasado a través de los estímulos externos que lo impresionan, de esta manera el autor rompe el tiempo de la narrativa, pasando de un recuerdo a otro, hilando los sabores, olores y colores.

Representación de la sombra humana

dibujo

La literatura de Franz Kafka tiene notas surrealistas y expresionistas. En cuanto a su técnica, ésta se caracteriza por la redacción minimalista e indiferente de la fricción entre lo cruel de la realidad y lo ficticio: es una queja oscura y absurda de todo lo que puede ser el humano en su sombra psicológica (esto es todo lo que el Yo consciente no reconoce y le repugna). En cuanto a la crítica social, el rechazo y el abuso del poder se reflejan desnudas en su obra, donde la injusticia surge de los mecanismos de control y la asfixia de la clase media que, obligada por su situación social, condena a aquellos que ya no son productivos a las cárceles y asilos. Es esto último lo que castiga al olvido a Gregorio Samsa en La metamorfosis, un personaje transformado en insecto que sufre la angustia existencial a través de la desolación familiar y el sufrimiento que proviene de si mismo.

Anuncios