Edgar Allan Poe desempeñó un gran papel en la literatura y poesía, por lo que se convirtió en uno de los mejores cuentistas de todos los tiempos. Fue el gran maestro del terror, pero también revalorizó y dio una energía nueva al cuento; tanto en la teoría como en la práctica. Él logró que este tipo de relato volviera a brillar como le correspondía, sin envidiarle nada a otros géneros como la novela.

Después de que sus padres murieron, Poe quedó al cuidado de John Allan, quien le ofreció una muy buena educación. En la universidad, su pasión desmedida por las apuestas y la bebida hizo que fuera expulsado. Fuera de la institución comenzó a trabajar en un puesto que su padre adoptivo le había otorgado. Sin embargo, lo dejó para viajar a Boston, donde publicó Tamerlán y otros poemas.

Poco después se alistó en el ejército por dos años, hasta que fue expulsado por negligencia. Tres años más tarde viajó a Baltimore y se casó con su prima Virginia Clemm de 14 años. En esa época publicó su libro Poemas y comenzó a trabajar en el periódico Southern Baltimore.

Se convirtió en un crítico literario severo e incisivo y publicó más de sus relatos cortos, como El escarabajo de oro y El cuervo y otros poemas.

Después de que murió su esposa, su hábito por el alcohol y las drogas se agravó. Lo anterior fue una de las causas principales de su muerte, que fue un día como hoy pero de otros años, el 7 de octubre de 1849. A Poe no sólo le debemos su gran maestría literaria, sino una gran influencia en el movimiento simbolista que más tarde surgiría en Europa con Baudelaire como su mayor representante. Además, algunos cuentos de Poe como The murders in the Rue Morgue, The Mystery of Marie Roget y La carta robada, son considerados como los precursores de la novela policiaca. Sir Arthur Conan Doyle, H.P. Lovecraft y Julio Verne, confesaron el gran impacto que tuvo Poe en su creación literaria.

Para Poe la labor de un escritor iba más allá de simplemente imaginar y plasmar los pensamientos en un papel. Él tenía una estructura bien definida antes de comenzar a redactar sus textos. Aquí algunos consejos del escritor para comenzar a escribir grandes novelas:

  1. Conozca el final antes de empezar a escribir

“Nada es más claro”, escribe Poe, “que una trama con un desenlace ya elaborado, antes de intentar cualquier cosa con la pluma”.  “Una vez que la escritura comienza, el autor debe mantener a la vista el final, con el objetivo de continuar una secuencia lógica hasta llevar a lo inevitable”.

  1. Hazlo corto

Poe afirma que cualquier obra literaria demasiado larga forza al lector a tomar un descanso y hace que los asuntos del mundo interfieran, lo que genera que se “rompa el hechizo” de la lectura. Este “límite de una sola sesión” no admite excepciones, por lo que la novela queda descalificada como literatura, y aquellas que son realmente buenas, son consideradas obras de arte, como Robinson Crusoe.

  1. Decidir el efecto deseado

El autor debe decidir ” la impresión” que desea dejar en el lector. Poe asume aquí muchísimo acerca de la capacidad de los autores para manipular las emociones de los lectores. Incluso tiene la audacia de afirmar que el diseño de “El cuervo” representa una obra “universalmente apreciable”.

  1. Elija el tono de la obra

La “melancolía es, por lo tanto, el más legítimo de todos los tonos poéticos”. Cualquier tono que uno elija debe lograr abstenerse con una palabra clave, una frase o una imagen que sostenga el estado de ánimo del lector. En “El Cuervo”, la palabra “nunca más” cumple esta función, una palabra que Poe eligió por su fonética y su significado.

  1. Determinar el tema y la caracterización de la obra

“La muerte de una mujer hermosa”, y “los labios más adecuados para este tema son las de un difunto amante”; Poe elige estas líneas para representar la muerte más melancólica. Contrariamente a los métodos de muchos escritores, Poe se mueve de lo abstracto a lo concreto, eligiendo personajes como voceros de las ideas.

  1. Establecer el clímax

En “El Cuervo” Poe dice, “ahora tenía que combinar las dos ideas, la de un amante lamentando la muerte de su difunto y un cuervo repitiendo continuamente la palabra “nunca más”. Para reunirlos compuso de la tercera a la última estrofa en primer lugar, lo que le permitió determinar el ritmo, el compás y la organización general del resto del poema. Como en la etapa de planificación, Poe recomienda que el escrito “tenga su inicio en el final”.

  1. Determinar el escenario

Aunque parece un paso obvio que realiza el escritor antes de empezar la obra, Poe lo deja hasta el final, después de que ha decidido por qué colocar ciertos personajes en ese lugar donde dirán determinados diálogos. Sólo cuando ha aclarado su propósito y esbozado por adelantado cómo pretende lograrlo, coloca a los personajes.

  1. Originalidad

Para Poe, la originalidad no es “una cuestión, como algunos suponen, de impulso o intuición”. En otras palabras, Poe recomienda al escritor hacer pleno uso de convenciones familiares y aquello que conoce para combinarlos y adaptarlos, y así lograr satisfacer el propósito de la obra.

•••

Poemas de Edgar Allan Poe

Poe y Lovecraft, el horror cósmico

Algunos Cuentos de Edgar Allan Poe

Anuncios