En 2012, la fotógrafa británica Lalage Snow estuvo en Afganistán con las tropas de su país. Ahí retrató a los soldados antes, durante y después de la guerra. En sus rostros, pero sobre todo en sus ojos, es posible ver un cambio trascendental. Algo difícil de entender pero que a todos intriga, pues la experiencia bélica no es algo usual para muchas personas. Adentrarse en las ruinas de una ciudad en la que cada segundo, cada paso, cada crujido e incluso cada pensamiento puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, es una experiencia única y tal vez indescriptible. Parecen miradas que lo han visto todo, se trata de personas que han sido puestas en el mayor de los peligros y han sobrevivido.

Estrés postraumático, pesadillas, ansiedad, miedo y muchas otras cosas que nadie desearía ni a su peor enemigo, son algunas de las cosas que los soldados traen a casa después de pasar meses o años en el campo de batalla. Algunos encontraron en la escritura un proceso terapéutico, otros ya tenían la pasión por las letras desde antes y exorcizaron a los demonios (o por lo menos lo intentaron) a través de recapitular sus experiencias en cuentos, novelas y más. Los siguientes son algunos de esos libros que te darán una perspectiva real de las atrocidades, el miedo y la verdad de la guerra, pues sus escritores estuvieron en primera fila en el frente de batalla.

“Por quien doblan las campanas” (1940) – Ernest Hemingway

Hemingway en el Frente de Aragón con los soldados republicanos en una

“Lo tienes ahora, y ese ahora es toda tu vida. No existe nada más que el momento presente. No existen ni el ayer ni el mañana. ¿A qué edad tienes que llegar para poder comprenderlo? No cuentas más que con dos días. Bueno, dos días es toda tu vida, y todo lo que pase estará en proporción. Ésa es la manera de vivir toda la vida en dos días. Y si dejas de lamentarte y pedir lo imposible, será una vida buena. Una vida buena no se mide con edades bíblicas. De manera que no te inquietes; acepta lo que se te da, haz tu trabajo y tendrás una larga vida dichosa”.

Uno de los escritores más conocidos por los horrores de la guerra, pues él vivió la Primera y Segunda Guerra Mundial, pero en este libro narró su experiencia durante su cobertura de la Guerra Civil Española. Personajes ficticios y personajes reales con tintes de ficción abundan en uno de los mejores libros del escritor estadounidense.

“Sin novedad en el frente” (1929) – Eric Maria Remarque

yvexgwl

“Teníamos dieciocho años y empezábamos a amar el mundo y la existencia; pero hemos tenido que disparar contra esto. La explosión de la primera granada nos destrozó el corazón. Estamos al margen de la actividad, del esfuerzo, del progreso… Ya no creemos en nada; sólo en la guerra”.

Seis soldados son enviados por decisión propia a la Primera Guerra Mundial y en ella todo lo que creían acerca de la vida, la bondad y la humanidad son cuestionadas por la imagen de la situación. Se dice que la guerra saca lo mejor y lo peor de las personas y ellos son prueba de tal dicho.

“Matadero cinco” (1969) – Kurt Vonnegut

la-segunda-guerra-mundial-en-espanol

 

 

“Pretenderás hacer creer que eran verdaderos hombres, no unos niños, y un día serán representados en el cine por Frank Sinatra, John Wayne o cualquier otro de los encantadores y guerreros galanes de la pantalla. Y la guerra parecerá algo tan maravilloso que tendremos muchas más”.

La ciencia ficción se une a la Segunda Guerra Mundial en el libro semiautobiográfico del escritor estadounidense. Conocida como su novela más importante, “Matadero Cinco” muestra el horror de la guerra a través de un narrador poco confiable que cree haber pertenecido a un zoológico extraterrestre y haber viajado en el tiempo.

“Los de abajo” – Mariano Azuela

1047

“Llega uno a cualquier parte y no tiene más que escoger la casa que le cuadre y ésa agarra sin pedirle licencia a naiden. Entonces, ¿pa quién jue la revolución? ¿Pa los catrines? Si ahora nosotros vamos a ser los meros catrines.”

Mariano Azuela es uno de los escritores mexicanos más importantes por inaugurar uno de los géneros definitivos de la literatura nacional, la literatura de la revolución. Dandole voz al pueblo, el médico revolucionario después se convirtió en escritor mostrando lo que los civiles, en especial los campesinos, realmente pensaban de la insurrección armada.

“The Penguin Book of First World War Poetry” (2004) – George Walker

guerra-mundial

“Here have I heard this night the wings of War,
His dark and frowning countenance I saw.
What dreadful menace hangs above our town?
Let all the great cities pray; for they have sinned”.

Un libro que te sumergirá en voz poética ante distintas visiones de la Gran Guerra. Algunos son relatos heroicos de personas que creían en el honor de la guerra y la muerte, otras son visiones apocalípticas de lo que sucedió a principios del siglo pasado, pero todas son una excelente muestra de la vida en el frente.

El arte de la guerra se escribió hace más de 2000 años dando consejos y estrategias que sirven para conquistar al ejército enemigo. Desde entonces, la literatura y la guerra tenían una conexión. Hoy es distinto, las letras que evidencian los conflictos bélicos pocas veces lo hacen glorificando los actos. Es importante conocer la historia, incluso de los peores momentos en la humanidad, para comprender el presente y prevenir futuras guerras.

•••

La Historia secreta detrás de Grandes Libros

10 de Mayo 1933: Quema de Libros por los Nazis

Anuncios